¿ No tienes novio? Las 10 razones porqué

No es el final del mundo estar sin pareja. Para algunas personas, es el estado ideal o algo divertido.

Pero si tú no eres una de ellas, y todavía no tienes una relación que te haga sentir feliz, estoy segura de que habrás gastado tiempo valioso tratando de entender qué pasa.

Seguramente pensarás que los pasos a seguir se resumen en ser sociable, no quedarte encerrada y estar abierta a conocer personas nuevas.

Te tengo noticias.

Estás raspando la superficie. Estar dispuesta a salir y a conocer personas nuevas poco tiene que ver con encontrar a tu siguiente novia/o.

Hay una cantidad de cosas que están en juego cada día y que afectan tu vida romántica de las que no eres consciente.

No lo haces apropósito, pero estas cosas tienen un impacto directo sobre lo que pasa o no pasa en esa parte de tu vida.

LO QUE PIENSAS Y SIENTES TIENE UN IMPACTO DIRECTO E INMEDIATO EN TU VIDA AMOROSA

Sé que a primera vista esto puede ser una noticia abrumadora, pero eso es solo porque pensarás que no puedes hacer nada respecto a lo que piensas y sientes.

Realmente es una buena noticia porque implica que trabajando en lo que piensas y sientes podrás cambiar tu realidad.

Si. Es así de fácil. Empezar es lo mas difícil, pero una vez puedas identificar qué comportamientos no te sirven, estarás un paso más cerca de lo que sueñas.

Hay muchas cosas que nos impiden dar y recibir amor, hoy quiero compartir contigo 10 de las cosas que he visto, por experiencia propia y lo que trabajo con mis clientes, suelen ser obstáculos invisibles para el amor.

Empieza hoy mirando cuántas de estas te aplican…

Piensas todo el tiempo en tu ex. Literalmente. En secreto. Repasas en tu mente todos los mejores momentos de la relación, te falta solo la banda sonora para que sea una comedia romántica. Te olvidas de todos sus defectos y te enfocas sólo en lo positivo. A tus amigos por supuesto les dices que ya lo superaste.

No sabes porque terminó realmente tu relación anterior. Si el/ella te terminó a ti, simplemente has querido tomarlo como un rechazo y no has querido pensar realmente en qué fue lo que paso. Si tú le terminaste de pronto no has podido explicar muy bien lo que te llevó a tomar esa decisión. Y es una puerta que no quieres abrir.

Has empezado a creer que eso de estar en pareja es demasiado complicado. En discusiones sobre el tema siempre eres la que señala lo difícil que es y cuando tus amigos te hablan de nuevas relaciones les dices que tengan cuidado, que no se involucren demasiado porque uno nunca sabe. Te sientes muy orgullosa porque eres realista y crees que ilusionarse es una pendejada.

Te preguntas todo el tiempo que habría pasado si…hubieras sido mas difícil de conquistar, si no hubieras iniciado esa pelea esa noche. Si tan solo pudieras devolverte a ese momento y cambiar algo. No sabes exactamente qué pero algo. En otras palabras, aunque no lo quieras admitir, pasas mucho tiempo pensando en lo único que no puedes cambiar: el pasado.

Has mezclado y unido todo lo malo que te ha pasado en tu vida personal y creado una linda historia en la que tu eres la victima y todo siempre te sale mal. Relación tras relación, los hombres/las mujeres son infieles o mentirosos/as o en el mejor de los casos, simplemente no te dan la talla. Esta historia presenta a su protagonista como alguien que, a pesar de sus mejores esfuerzos, no logra tener lo que quiere.

Como conclusión del punto anterior, has decidido que debes tener algún defecto que lleva a que estés en esta situación. No puede haber otra explicación. Tienes algún defecto del que no eres consciente y no sabes quien podrá decirte cuál es pero seguro está ahí.

Estas convencida de que no existe alguien para ti. ¡Es que ya no hay hombres/mujeres! Son demasiado viejos, jóvenes, nerdos, alternos, no tienen educación, cultura, etc. Dependiendo de tus sesgos, prejuicios y preferencias, habrás creado tu propio cuento y convicción aquí.

Ignoras todo el amor que sí tienes en tu vida. De hecho ignoras casi todo lo bueno y has decidido que lo único que te puede hacer realmente feliz es encontrar a esa persona especial. El resto de tu vida esta prácticamente en espera para ese momento. Conclusión: estás dejando que tu vida te pase por delante.

No te gusta pensar mucho en tus sentimientos. Cuando te sientes un poco mal, prefieres ignorarlo, fingir que no es así. Tratas de mantener una actitud positiva que en realidad esta disfrazando tristeza y decepción entre otros.

Tienes baja idea de ti misma/o. Dicen que atraemos lo que sentimos que nos merecemos y no es por nada. Si estás dispuesto a manejar estándares bajos y aceptar boronas, eso es lo que llegará a tu vida.

¿Cómo te fue?

¿Te identificas con alguno?

Si no, te felicito, eres un espécimen excepcional y podrías enseñarnos a todos algo sobre el tema.

Si sí, tranquila. No eres un bicho raro. Acabas de leer esto y quizás por primera vez empiezas a ver que hay otra dimensión en este tema que no conocías. Eso es algo bueno.

Acabas de tomar el primer paso. Y lo que siga esta en tus manos. A través de este blog, de mi pagina en FB y los correos semanales estaré contándote mas acerca de cada uno de estos puntos, compartiendo casos, experiencias y herramientas practicas para trabajarlos.

¿Cómo te sientes al verte identificado/a aquí? ¡Me encantaría saber, déjame un comentario aquí debajo!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *